Un Miembro Rompe - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > ESTUDIO DE CONFLICTOS > CONFLICTOS DE PAREJA

- SALUD INTEGRAL –
- ESTUDIO DE CONFLICTOS –
- CONFLICTOS DE PAREJA -

UN MIEMBRO ROMPE BRUSCAMENTE LA PAREJA


Por diferentes razones, una persona puede percibir que se ha acabado el amor que le tenía a su pareja y romperla de forma brusca e inesperada, lo que supone un impacto de gran intensidad al otro si éste no lo esperaba.

Es frecuente que esta forma de reaccionar sea la consecuencia de una serie de hechos adversos y situaciones previas que se han ido acumulando y que han generado un dolor que surge bruscamente. También puede aparecer esta forma de reacción inexplicable incluso para la propia persona, como consecuencia de una información que fue archivada en su inconsciente y que puede provenir bien de su propia experiencia o bien de la experiencia acumulada en su familia o grupo social.

Es posible que se repita un comportamiento que ya ha ocurrido en la línea familiar de una persona, por ejemplo, la separación de los padres cuando los hijos tenían una cierta edad.


Un miembro rompe bruscamente la pareja.


De forma natural, cuando una pareja está bien no quiere separarse, por lo que debemos suponer que cuando un miembro rompe bruscamente su relación con el otro es porque algo no está bien, tanto en la esfera de lo consciente como en la del inconsciente.

En una situación así, surge un conflicto importante en el que el miembro al que se abandona suele reaccionar intentando salvar la relación de pareja, especialmente si hay hijos de ambos. Pero esto le coloca en una situación de debilidad frente al otro, lo que hace que sea más difícil la convivencia después de la conciliación.

Es razonable pensar que cuando dos personas han recorrido juntos un camino y han estado unidos en los diferentes avatares por los que ha pasado la pareja, deben intentar encontrar la forma de reconciliarse de todas las maneras posibles, siempre que se pueda, evitando tomar decisiones que sean irreversibles o que generen nuevas situaciones de conflicto o un nuevo dolor. Hay que procurar resaltar siempre lo que une o ha unido anteriormente a la pareja y reducir la importancia de lo que les aleja o les ha hecho daño e intentar repararlo.









 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal