Sobre Salud y Enfermedad - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SABIDURIA POPULAR > REFRANES

- SABIDURÍA POPULAR – REFRANES -

REFRANES SOBRE LA SALUD Y LA ENFERMEDAD


Hay refranes para todas las facetas de la vida y los más importantes perduran a lo largo de los siglos como una especie de literatura no escrita que se mantiene en la memoria popular. Es lógico, por lo tanto, que algo tan importante para los seres humanos como es la salud y la enfermedad, los médicos o las medicinas tengan muchos refranes dirigidos a ellos.

Estas rimas populares que han pervivido a lo largo del tiempo, resultan ser una herramienta de ayuda para uno mismo al escucharlas e integrarlas como hábitos de salud o buenas costumbres o para transmitirlas a otras personas a las que les puede servir de información o de mensaje de apoyo para evitar las enfermedades o para no perder la salud.



REFRANES SOBRE LA SALUD

- La salud está en el plato y también en el zapato.


Un buen consejo para mantener la salud es tener una buena alimentación, comer alimentos sanos, en su mayor parte de origen vegetal, y hacer un ejercicio diario que mueva al cuerpo, activando la circulación sanguínea y la respiración.

- Si bien como y mejor duermo no caigo enfermo.


En este refrán se resalta la importancia de comer bien, como en el anterior, pero también pone énfasis en el descanso diario que es necesario para reparar el desgaste del organismo y recuperar nuevas fuerzas para el día siguiente.

- Dieta y no recetas, y tendrás salud completa.


Ya dijo Hipócrates, el médico más importante de la antigua Grecia, la famosa frase "que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento" para dejar patente que es mejor prevenir la enfermedad con buenos hábitos de alimentación que acabar tomando tratamientos para superarla.

- La mesa pobre es la madrina de la salud rica.


Un mensaje sabio y a tener mucho en cuenta ya que las comidas copiosas o con muchos componentes de alimentos de origen animal, habitualmente más costosos que los vegetales, suelen traer malas digestiones y sus importantes consecuencias en el sobrecrecimiento de bacterias en el intestino, agotando al sistema de defensas y absorbiendo sustancias tóxicas.

- El corazón alegre, de salud es fuente.


Aquí queda patente que la salud no sólo depende de una buena alimentación y un buen descanso sino que el mundo emocional y mental de cada persona influye positiva o negativamente en la salud y, especialmente, la alegría como fuente de optimismo y de ganas de vivir.

- Entre salud y dinero, salud quiero.


Aunque se dice que en la vida hay tres cosas importantes que son salud, dinero y amor, de las tres la que resulta imprescindible para poder disfrutar de las otras dos es la salud, por lo que si hay que elegir es mejor tener una buena salud para poder ir en busca de las otras dos.

- Con nada está la salud bien pagada.


Aunque no se piensa en la enfermedad cuando una persona está sana o lo parece, cuando ésta llega y se pierde la salud es necesario dedicar esfuerzo físico y económico para volver a tenerla y en muchos casos recuperarla se convierte en el objetivo principal para un enfermo y su familia.


REFRANES SOBRE LA ENFERMEDAD

- No se puede llamar virtud a lo que te hace perder la salud.


Es bastante habitual que se le den mucha importancia a los malos hábitos, las malas comidas y a los excesos, siendo vistas como si fuesen las cosas más importantes de la vida, tal como comer, beber o fumar, sin embargo es de todos sabido que son la fuente de muchos desequilibrios, síntomas y de muchas enfermedades.

- De penas y de cenas están las sepulturas llenas.


Un mensaje para los amantes de las comidas importantes al final del día, habitualmente la comida que peor digerimos y que más calorías aporta a las reservas de grasa corporal. En este caso se compara también con el estado emocional de tristeza que consume mucha energía necesaria para mantener la salud.

- Carne y pescado en la comida, acorta la vida.


Aunque muy sabrosos y muy apreciados en las comidas de las culturas occidentales o en las mesas de celebraciones, los alimentos que suelen comerse en los segundos platos también son los más indigestos, los más tóxicos y los que más van a debilitar a nuestro organismo si se consumen de forma habitual, preferente o en grandes cantidades.

- A quien come muchos manjares no le faltarán enfermedades.


Otro mensaje para los amantes de la "buena" mesa y de las comidas abundantes y sabrosas, con mucha variedad de alimentos ricos en grasas y proteínas de origen animal y que acabarán alterando y agotando al sistema digestivo.

- Casa sin sol, no hay cosa peor.


Aquí tenemos un buen consejo para evitar la enfermedad y es el de intentar vivir en casas con luz y sol que serán menos húmedas y van a ayudar a mejorar el estado de ánimo a través de la vista y a estimular funciones físicas importantes para la vida.

- Para curar una dolencia hay que tener paciencia.


No se sabe si la palabra "paciente" proviene de la paciencia o de estar tumbado, pero el mensaje es muy importante ya que las prisas por quitar los síntomas que generan las enfermedades pueden llevarnos a no actuar sobre las causas que las generan haciendo que éstas vuelvan una y otra vez o que se cronifiquen.


REFRANES SOBRE LOS MÉDICOS

- El médico y el confesor, cuanto más viejos mejor.


En este caso el mensaje que contiene el refrán va unido a la idea de que la experiencia es un valor muy importante en el ejercicio de muchas profesiones, y en especial la de la Medicina, ya que si un médico tiene muchos conocimientos y además le añadimos la experiencia que dan los años de contacto con pacientes es más probable que ofrezca un buen tratamiento al paciente.

- Al médico y al abogado no hay que andarles con engaños.


Si no se le transmite al médico toda la información importante que rodea al paciente y al inicio y evolución de la enfermedad, le va a ser más difícil llegar a un buen diagnóstico y, por lo tanto, a un tratamiento eficaz.

- Dame médico que sana y quédate con el que habla.


Aquí se resalta la importancia de la eficacia del médico en llegar a saber lo que le ocurre al paciente y que instaure un buen tratamiento y no aquel médico que puede dar simples mensajes o que no pone en marcha los métodos diagnósticos o los terapéuticos apropiados.

- Médico prudente y enfermo obediente.


Un combinado adecuado y eficaz ya que cuando el médico sopesa bien toda la información de la que dispone sobre el paciente es más probable que acierte en los tratamientos recomendados. Pero también es necesario que el paciente siga esos consejos y realice los tratamientos que se le indican para que se inicie el proceso de curación.

- En el mal de muerte no hay médico que acierte.


También es importante saber y aceptar que el médico no es todopoderoso y que hay un límite en su capacidad de acción sobre el paciente y que no todas las enfermedades tienen una cura definitiva, siendo en estos casos el tratamiento dedicado de forma preferente a paliar los síntomas.

- De médicos y abogados no es mejor el más afamado.

Con frecuencia las personas que se ven en una situación de enfermedad importante recurren a los médicos con renombre para que sean ellos los que les atiendan y les traten, pero no es extraño que esos médicos estén saturados de trabajo y que por lo tanto no puedan atender adecuadamente a sus pacientes en todas las ocasiones.


REFRANES SOBRE LOS TRATAMIENTOS

- Infusión caliente, salud para la gente.


En este refrán se refleja la importancia que han tenido y tienen la utilización de infusiones de plantas medicinales en la medicina tradicional de todas las culturas para tratar enfermedades y dolencias de todo tipo y el profundo conocimiento que de ellas se ha acumulado a lo largo del tiempo.

- Agua caliente, salud para el vientre.


Y en este otro se resaltan las virtudes de las infusiones de plantas y también se recomienda el consumo de alimentos hervidos y de sopas y caldos calientes o templados que ayudan a hacer mejor la digestión que los fritos, asados o los que se comen fríos o helados y requieren un esfuerzo mayor por parte del sistema digestivo.

- De las virtudes del romero, puede escribirse un libro entero.


Tanto del romero, que es una planta con muchas y muy importantes propiedades terapéuticas, como de otras plantas bien conocidas en los tratamientos con fitoterapia se dispone de una gran cantidad de información sobre sus usos y resultados en el tratamiento de muchas enfermedades.

- Bendito sea el mal que con dormir se va.


La de dormir bien es una práctica que se ha ido progresivamente perdiendo en nuestras sociedades estresantes en las que el tiempo que se dedica al sueño se va acortando a medida que las personas van teniendo más ocupaciones y responsabilidades. Y se puede comprobar cómo un buen sueño reparador puede ayudar a la personas a recuperarse de muchos trastornos y enfermedades.

- Cuerpo en la cama, si no duerme, descansa.


Algunas personas  que padecen insomnio tienden a levantarse de la cama y a hacer cosas en las horas que corresponden al sueño y eso disminuye el tiempo en el que el cuerpo está descansando aunque no esté profundamente dormido, por lo que lo mejor es mantenerse en situación de reposo en la cama aunque la intranquilidad no permita el sueño reparador.

- Caldo de gallina es famosa medicina.


Los caldos son siempre bien apreciados en todas las Medicinas tradicionales como tratamiento principal o de apoyo de muchas dolencias, especialmente las relacionadas con trastornos del sistema digestivo o en situaciones de debilidad general, en las que se aprecian tanto los caldos de verduras como los de aves.

- Come muchos cereales y evitarás muchos males.


La humanidad se ha mantenido a lo largo de la historia y se mantiene en la actualidad gracias a la producción y al consumo de cereales como el arroz, el trigo, el maíz, la cebada, la avena, el centeno o el mijo entre otros, especialmente si se consumen integrales con su cascara y la semilla incluidas, ya que los nutrientes que contienen suponen el aporte de la mayor parte de las necesidades diarias de un ser humano.

- Come una manzana al día y sacarás al médico de tu vida.


Este refrán de origen anglosajón nos indica las virtudes de las frutas en la dieta diaria de las personas y en concreto de la manzana, pero se puede sustituir manzana por pera, ciruela, melocotón, etc. y seguirá siendo un buen consejo para mantener la salud.

- Pon cebolla en las comidas y tendrás salud toda la vida.


En este caso se alaban las virtudes de la cebolla en la dieta de la persona que quiere mantener la salud, tanto cruda como cocida la cebolla aporta muchos nutrientes pero también activa al sistema de defensas en los periodos de otoño e invierno haciendo que seamos menos propensos a padecer enfermedades infecciosas.

- Toma limón y ajo tierno y no te pondrás enfermo.


Las virtudes de los cítricos, y en especial las del limón, en la prevención de enfermedades son bien conocidas y es una buena costumbre que estén presentes siempre en nuestra dieta, pero también las del ajo, una planta que tiene propiedades nutritivas y también preventivas y curativas de muchas enfermedades.

- No hay cosa más sana que tomar un zumo cada mañana.


El desayuno con zumo de frutas ha sido siempre considerado como una buena costumbre y no solo de los cítricos sino también en forma de licuados de cualquier otra fruta ya que nos permite tomar más cantidad con menos esfuerzo y la fruta nos aporta muchos nutrientes, vitaminas y minerales.

- Gasta dinero en comida y no lo harás en medicinas.


Un nuevo intento de mostrar la importancia de la dieta en el mantenimiento y recuperación de la salud y que nos indica que es mejor invertir en alimentos sanos que hacerlo en los tratamientos que requieren las enfermedades.

- De vez en cuando ayuna y tendrás salud segura.


Un consejo muy saludable y que es una costumbre poco frecuente en nuestras sociedades de la abundancia y que simplemente consiste en dejar de comer durante unas horas o de uno a tres días, si se tiene experiencia en ayunar, para dejar que descanse el sistema digestivo, que se pongan en marcha los procesos de limpieza interna y de depuración del organismo, tan importantes para mantener una buena salud.





 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal