Proceso de generación emocional - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > ESTUDIO DE LAS EMOCIONES

- SALUD INTEGRAL –
- ESTUDIO DE LAS EMOCIONES -

PROCESO DE GENERACIÓN DE LAS EMOCIONES NEGATIVAS


DESDE LA IDENTIDAD HACIA EL MIEDO


Cuando una persona se desplaza desde su identidad llevando su atención hacia otra persona, cosa o pensamiento se produce un conflicto afectivo que consiste en distinguir si la causa del desplazamiento es más importante que mantener la propia identidad.

Esta situación genera inseguridad lo que obliga a generar personajes adecuados que representen el papel requerido para la situación o persona que ha causado el desplazamiento.

La inseguridad evoluciona hacia el miedo ante la situación interna de peligro generada desde el sistema inconsciente por haberse desplazado desde la propia identidad.

El miedo es el primer estado emocional negativo y el origen de todos los demás, ya que pone en marcha la rueda de las emociones negativas.



DESDE EL MIEDO HACIA LA ANSIEDAD


Ante una situación de miedo surgen tres posibles reacciones: huir de la situación y seguir con el miedo, quedarse quieto o luchar.

Seguir con el miedo resulta difícil de soportar, aunque algunas personas se mantienen en este estado durante mucho tiempo.

Quedarse quieto puede ser útil en algunas situaciones que acaban por resolverse por sí mismas o lo hacen otras personas, pero en otras ocasiones empeora la situación y debilita a la persona.

La necesidad de luchar
para vencer el miedo da una falsa sensación de poder a las personas que previamente han tenido mucho miedo, pero durante un tiempo sienten que están haciendo algo útil para superarlo.

La reacción de lucha o defensa requiere que la persona entre en el segundo estado emocional negativo: el enfado y la irritabilidad.

Este estado emocional hace acopio de energías internas para hacer frente a situación de lucha o defensa lo que provoca un consumo extra de energía vital del organismo que lo va debilitando progresivamente.

Mientras hay energía suficiente para mantener el estado de enfado e irritabilidad la actitud de lucha se puede mantener.

Cuando una persona lucha ha identificado previamente al enemigo, la persona, grupo o situación que le ha generado el miedo y le ha llevado a luchar.

Para protegerse de las acciones del enemigo es necesario vigilar para evitar que realice un posible ataque por sorpresa.

Al estado de alerta y de vigilancia, aguda o crónica, ante un peligro se le denomina ansiedad, el tercer estado emocional negativo.

Cuando la ansiedad es fuerte y genera síntomas importantes se le denomina angustia.



DESDE LA ANSIEDAD HACIA LA TRISTEZA

Vigilar ante la llegada de posibles situaciones de peligro requiere un trabajo mental de proyección que genere hipótesis de probables ataques o agresiones por parte del enemigo.

A este estado mental de proyección y generación de hipótesis se le denomina preocupación o pensamiento recurrente, que es el cuarto estado emocional negativo.

Al componente mental que actúa de esta manera se le llama “mental negativo”, ya que cuantas más hipótesis genera mas difícil y complicado es tomar una decisión para resolver la situación y mas energía vital se consume.

Cuando el mental negativo consume cantidades importantes de energía de la persona, que ya se había ido debilitando en los previos estados emocionales negativos, se produce una situación de cansancio o de agotamiento que reduce las posibilidades de tener éxito luchando.

Si se produce un fracaso en la lucha o el cansancio abate a la persona se genera el quinto estado emocional negativo: la tristeza o depresión.



DESDE LA TRISTEZA HACIA EL MIEDO: EL CIRCULO VICIOSO

Cuando la persona está cansada, triste o deprimida percibe que su capacidad de vencer al miedo ha disminuido durante el intento de resolver el miedo a través de la lucha.

Esta situación de debilidad incrementa la sensación de peligro, lo que aumenta el miedo
y coloca de nuevo a la persona en la situación de seguir con el miedo, quedarse quieta o luchar.

Si la persona opta por seguir luchando, el círculo de las emociones negativas se incrementa
con nuevos giros cada vez mas agotadores y destructivos de la salud.








 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal