Los 5 Movimientos - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > LA MEDICINA INTEGRAL > LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

SALUD INTEGRAL - LA MEDICINA INTEGRAL
- LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA  (MTC) –

LOS CINCO MOVIMIENTOS


EL UNIVERSO RESULTA SER MAS COMPLEJO

La utilización de los complementarios simplifica el estudio del Universo pero, a la vez, une muchas variables en solo dos opciones, Yin y Yang, lo que hace difícil un estudio más profundo de la realidad habitual.

Según se va estudiando de forma el Universo de forma más detallada resulta complicado definir si una cosa es Yin o Yang, predominantemente Yin o Yang, a veces Yin y otras Yang o ni Yin ni Yang, ya que los complementarios están en continuo movimiento y se transforman el uno en el otro continuamente.

La idea de la Dualidad, por tanto, se hace insuficiente para abracar los fenómenos más complejos que existen en el Universo por lo que es necesario completar esta teoría con otra que nos permita entender mejor lo que ocurre dentro de él y en concreto, a los organismos vivos, especialmente al ser humano.

La necesidad de conocer mejor las cosas que observamos impulso en Oriente, en la antigua China, a los sabios taoístas a investigar y a desarrollar una nueva teoría, la de los cinco movimientos, los cinco estados o funciones. En Occidente ha sido mal traducida y es conocida como la teoría de los cinco elementos, dando pie a pensar que son componentes de la materia en lugar de funciones.


LOS CINCO MOVIMIENTOS


Si colocamos a una persona sobre un plano, una superficie encontramos que hay cinco direcciones básicas hacia las que puede dirigirse, el Norte, el Sur, el Este, el Oeste y el Centro, el lugar donde está la persona si se mantiene en su sitio y no se mueve. Los movimientos intermedios serían variantes de los anteriormente nombrados (dirección noroeste, sureste, etc.).

Si hacemos un gráfico de estos cinco movimientos obtenemos una cruz con los cuatro movimientos principales y el quinto en el centro (Fig. 1).




Fig. 1: Origen de los 5 movimientos.



En la tradición de la antigua China, se nombraba a todo con referencias a cosas coticianas o a la Naturaleza, por lo que a cada movimiento se le adjudicó un nombre que pudiese recordarse con facilidad siendo estos el Agua, la Madera, el Fuego, la Tierra y el Metal, nombres que se siguen utilizando en la actualidad para referirse a los cinco movimientos. Estos nombres han favorecido que haya confusión al utilizarlos en occidente ya que puede pensarse que corresponden realmente a materiales y no a funciones.

Pero los sabios taoístas, que pretendían utilizar esta nueva teoría en la práctica, descubrieron que eran más fácil de entender los procesos estudiados si se colocaban estos cinco movimientos en las cinco puntas de un pentágono y para ello los desplazaron sacando también la posición del centro hacia una de las puntas.




Fig. 2: Representación de los 5 movimientos.



Describieron, además, las leyes que rigen esos movimientos, unas para el movimiento equilibrado y oras para las alteraciones de los movmientos. Dentro de las primeras están la ley de generación y la de control (Fig. 2).

La ley de generación indica que un movimiento genera al siguiente aportándole la energía y la fuerza necesarias para que pueda funcionar. Al elemento que aporta la energía y genera al siguiente se le conoce como “movimiento padre” y al que es generado como “movimiento hijo”, de forma que podríamos decir que "el agua genera la madera que genera al fuego que genera la tierra que genera el metal"

La ley de control sirve para evitar los excesos en el sistema de los cinco movimientos y consiste en que cada movimiento controla al que está dos por delante de él. Al elemento inicial se le conoce con el nombre de “movimiento abuelo”, al  siguiente se le denomina “movimiento padre” y al último “movimiento nieto”, de forma que el movimiento abuelo genera al movimiento padre y controla al movimiento nieto y la ley diría que "el agua controla al fuego que controla al metal que controla la madera que controla la tierra que controla al agua", cerrandose así el ciclo de control.

En cada uno de esos movimientos se puede incluir un grupo de características, propiedades o variantes de la realidad observada que siendo agrupadas de esta forma nos van a aportar nueva información que nos permite aplicarla ya a los fenómenos mas complejos de la vida como es el estudio de las funciones de los sistemas y de los órganos que permiten la vida de un ser humano, pero también se aplica a los aspectos mental y emocional.

También se agrupan en ellos variables como la estación del año, el clima, la hora del día, los colores, sabores o los diferentes alimentos.

Aquí tenemos una tabla con varios ejemplos de asociación de los 5 movimientos (Fig. 3):



Fig. 3: Tabla de los 5 movimientos.











 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal