Vaya al Contenido

La Tribu

ENTENDER LOS CAMINOS DE LA ENFERMEDAD > LOS SERES HUMANOS
- ENTENDER LOS CAMINOS DE LA ENFERMEDAD –
- LOS SERES HUMANOS -

LA TRIBU

Si observamos los diferentes grupos que conforman la Humanidad, tanto actual como la histórica y la prehistórica, podremos comprobar que según los diferentes factores que influyen y condicionan a los humanos, tanto raciales como sociales, de los hábitos, del lugar donde se vive, etc. la Humanidad está formada por grandes grupos con características similares a los que llamamos tribus.

La palabra tribu describe a un grupo humano formado por unos pocos miembros o por muchos, en relación estrecha o lejana, pero que se reconocen a sí mismos como similares a través de diferentes factores comunes. Eso hace que podamos denominar tribu, por ejemplo, a un grupo de indios sioux de las praderas americanas (Fig. 15) y también a las personas que utilizan un lenguaje similar, que tienen el mismo color de piel o unas creencias similares.

Fig. 15: Estilo de “Tipi” de una tribu de los indios de las praderas de América del Norte.

Dentro de cada tribu, se pueden formar otras según se vayan distinguiendo entre sí por rasgos peculiares, como la lengua, los hábitos o tener costumbres diferentes, lo que hace que se les vaya denominando mediante algún nombre y después se le añaden los apellidos. De esta forma podríamos hablar de los apaches para describir una tribu de indios nómadas americanos y ponerle el apellido de chiricahuas para describir a aquellos que vivían en el sureste de Arizona.

Con el paso del tiempo, las tribus han ido conformando rasgos de identidad que han originado lo que hoy conocemos como estados, países, naciones, etc. de forma que lo que hoy denominamos con los términos occidental, europeo, inglés, londinense y del barrio del Soho, serían las diferentes tribus y subtribus a las que pertenece un individuo.

Como hemos dicho, ser de una tribu no implica conocer a todos sus miembros, pero sí tener una resonancia, un sentimiento de cercanía, de afinidad, de pertenencia y de similitud que todos podemos sentir cuando escuchamos nuestra lengua en un país extranjero y nos giramos para ver a ese desconocido que forma parte de la tribu de los que hablan nuestro idioma.

Sin embargo, hay otro significado más frecuente y práctico de la palabra tribu que describe a un grupo de humanos que convive estrechamente y que tiene una organización social. Este tipo de forma social, en la que conviven muchos hombres aún en la actualidad, tiene una estructura jerárquica y se rige por unas leyes. Suele haber un líder, el jefe de la tribu, que es reconocido por todos los miembros, tiene las funciones de guía y autoridad y es un puesto cambiante que se alcanza según las aptitudes y capacidades personales, como inteligencia, habilidad o fuerza. También puede heredarse por líneas sanguíneas.

Ese jefe tiene el mayor rango de la tribu y progresivamente los rangos van disminuyendo hasta el miembro de rango inferior, formando las clases dentro de las tribus, habitualmente las clases altas, medias y bajas, y siempre hay una sensación de similitud entre los miembros de cada clase o rango.

Las relaciones sexuales entre miembros suelen ser más abiertas que en la familia, dándose más frecuentemente la promiscuidad y el cambio de parejas sexuales, ya que los embarazos y los hijos son considerados buenos para el colectivo y son así aceptados, criados y educados por todos.

Cuando el grupo tribal crece en exceso, una parte del mismo emigra a otra zona y forma un nuevo grupo tribal. Las normas que rigen este nuevo grupo serán similares a las del que provienen, pero, con el tiempo, irán apareciendo diferencias entre los grupos tribales que se han escindido. De esta forma las tribus se fueron extendiendo en los tiempos pasados y también en los actuales.

Regreso al contenido