La Pareja Adopta a su Primer Hijo - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > ESTUDIO DE CONFLICTOS > CONFLICTOS CON LOS HIJOS

- SALUD INTEGRAL –
- ESTUDIO DE CONFLICTOS –
- CONFLICTOS CON LOS HIJOS -

LA PAREJA ADOPTA A SU PRIMER HIJO



Cada vez es más común en muchos países del mundo occidental que, por diferentes motivos, las parejas no puedan o no quieran tener hijos biológicos y, sin embargo, en otras zonas del mundo, haya personas que tienen más de los que pueden criar adecuadamente.

Este hecho ha dado lugar al intento de adoptar hijos dentro del propio país, cuando esto es posible, o en el sistema internacional de adopción, en los países que la ofrecen. Muchas veces, estos procesos son duros, largos y costosos, pero las parejas que los inician proyectan mucha energía e intensidad en el deseo de tener un niño en su casa.


La pareja adopta a su primera hija.


Como consecuencia del periodo previo a que el hijo esté con sus nuevos padres, se genera un estado de ansiedad en la familia que va creciendo progresivamente a medida que se acerca la llegada del nuevo miembro. Esto hace que los nuevos padres y el resto de la familia se muestren especialmente atentos con ese hijo y éste les devuelva esa dedicación en forma de cariño y entrega.

Pero no hay que olvidar que ese hijo tiene una historia personal previa, unos padres biológicos y una familia anterior. Todo ello deja una impronta en su proceso vital que llevará en su inconsciente toda la vida.

Es muy importante que los padres que adoptan reconozcan que ese hijo está ahí gracias a que dos personas decidieron, de forma voluntaria o no, tener un hijo y luego no pudieron o no quisieron criarlo. Ese reconocimiento y agradecimiento a los padres biológicos, en forma de gesto o de actitud, es muy importante para el buen desarrollo y crecimiento del hijo adoptado. Hay que tener siempre en cuenta que ese hijo tiene dos familias y cuatro padres y que todos ellos son o han sido necesarios e importantes en su proceso vital.

Es muy frecuente que al llegar la adolescencia de los hijos adoptados se inicie en ellos un proceso de crisis con sus padres adoptivos y una necesidad de búsqueda y reconocimiento de sus orígenes. De la buena reacción de los padres que adoptaron dependerá la superación o no de esta crisis. Es especialmente importante en este momento que no se les oculte su origen ni que se rechace o se critique a los padres biológicos.









 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal