La Hija Mayor Protesta - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > ESTUDIO DE CONFLICTOS > CONFLICTOS ENTRE HERMANOS

- SALUD INTEGRAL –
- ESTUDIO DE CONFLICTOS –
- CONFLICTOS ENTRE HERMANOS -

LA HIJA MAYOR PROTESTA POR LOS PRIVILEGIOS DEL HERMANO MENOR


No es extraño ver cómo en familias en las que el primer hijo es una mujer y después hay algún hijo varón, se produce un choque de intereses entre ambos, generalmente favorecido por el entusiasmo que habitualmente pone el padre con la llegada de su primer hijo varón, de forma diferente a lo que suele suceder cuando ésta es una hija.

Como hemos visto anteriormente, a la primera hija le corresponde la influencia caracterial de su padre pero éste, generalmente de forma inconsciente, al ver que su hija no es de su sexo, experimenta una sensación que se va transformando progresivamente en rechazo parcial hacia su hija.

Es natural que la madre reaccione a este rechazo protegiendo a su hija y afeando la conducta de su marido, pero si posteriormente viene un nuevo hijo, ésta tiene que dedicarse más al nuevo bebé que a su primera hija, que es proyectada así al entorno del padre y se inicia un nuevo vínculo afectivo entre ellos. Si el nuevo hijo que ocupa el segundo lugar es otra chica, la madre suele dirigir su atención especialmente hacia ella y la primera la dirige hacia el padre, en un intento de tenerle de su lado.

Pero si es un chico, el padre cree ver a su heredero en él, aunque no sea así, ya que el segundo hijo cae más en el entorno emocional de la madre, lo que dificulta la relación con el padre, al que es muy posible que acabe defraudando en sus expectativas.


La hermana mayor protesta por los privilegios del hermano menor.


Si hay un nuevo hijo y éste es un chico después de las dos chicas, el padre lo encumbra y lo designa como su heredero y proyecta sobre él todo su interés y expectativas en detrimento de la hija mayor. Este hijo suele disfrutar de una posición cómoda y llena de privilegios y detalles que no le deberían corresponder, a juicio de las dos hermanas anteriores, al lugar que ocupa, el más pequeño de la casa. Por eso, la hija mayor suele tomar una actitud de protesta y reivindicación hacia sus padres como consecuencia de esos privilegios que tiene su hermano y que considera injustos.

Con frecuencia esta situación genera muchos conflictos de difícil resolución en los que suelen estar implicados todos los miembros de la familia pero, en especial, genera tensión entre la hermana mayor y el hermano menor y entre ésta y los padres.

Es muy posible que la hija mayor utilice la estrategia de atraer la atención del padre intentando parecerse lo más posible a él, imitando sus comportamientos o gestos o eligiendo su misma o similar profesión.

Pero sus protestas, la fiscalización del padre, la lucha contra sus hermanos y los demás esfuerzos pueden resultarle infructuosos y hacer que en su vida se mantenga una continua tensión en la relación con los seres queridos, que puede proyectarse también hacia su marido o hacia su hijo.









 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal