Vaya al Contenido

La Crítica del Otro Miembro

LOS CONFLICTOS > CONFLICTOS DE PAREJA
- LOS CONFLICTOS –
- CONFLICTOS DE PAREJA -


LA CRÍTICA DEL OTRO MIEMBRO


Es frecuente ver cómo un miembro de la pareja critica abiertamente al otro en un entorno familiar o de amigos. Da la sensación de que esa persona intenta aprovechar la presencia y el apoyo de los otros para reforzar su posición en la pareja.

Algunas mujeres dicen que ellas hablan mal de sus maridos en presencia de otras mujeres para evitar que se produzca un interés por ellos por parte de éstas. Esta forma de actuar puede ser considerada una estrategia femenina, pero si se utiliza como una costumbre, se puede deteriorar el funcionamiento de la pareja si esto llega a oídos de su marido.

No es tampoco raro que una persona inicie una relación de pareja siendo consciente de los defectos del otro, pero que albergue la falsa esperanza de que su comportamiento vaya cambiando con el tiempo y el esfuerzo. Partiendo de este supuesto, se puede emplear a fondo y con gran energía para hacerle ver sus defectos, con la esperanza de que, al hacerlos conscientes o cuando perciba que algo está molestando a su pareja, se inicie un proceso de evitación o de cambio de comportamiento.

Pero, aunque algunas veces puede tener un efecto positivo y se produzca un cambio favorable con la consiguiente mejora de la relación, muchas otras lo que genera es la sensación de rechazo y una reacción en contra que activa el conflicto de lucha.

Crítica al otro miembro de la pareja.


Con frecuencia, la mayor parte de las críticas que se vierten sobre el otro miembro de la pareja buscan o bien debilitarle o bien provocar un cambio en su forma de ser que resulte menos incómodo para el miembro que la realiza. Para poder poner en marcha la crítica, el miembro que la hace tiene que tomar una postura de fuerza, debe estar por encima del otro, lo que hace que éste se sienta mal y que perciba su debilidad y pequeñez frente a su pareja.

Realmente, la persona que inicia una crítica sistemática hacia el otro miembro de la pareja, esconde detrás de ese comportamiento su propia fragilidad y el miedo a que la otra persona lo descubra. En este caso, la estrategia consiste en dar el golpe antes de que se lo den a uno, una forma de actuar que genera más daño que beneficio y que genera mucho dolor y grandes conflictos en la pareja.

Regreso al contenido