Introducción - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > FISIOTERAPIA Y MASAJE

- SALUD INTEGRAL –

FISIOTERAPIA Y MASAJE


Se puede considerar a la Fisioterapia, como su propio nombre indica, una terapia física, un conjunto de técnicas, métodos y actuaciones aplicadas sobre el cuerpo físico cuyo objetivo es mantenerlo sano o recuperarlo de lesiones que se hayan generado o de funciones que se hayan perdido. Para ello pueden utilizar diferentes utensilios, aparatos o partes del cuerpo del fisioterapeuta, como las manos o los pies.

Desde muy antiguo el ser humano ha utilizado técnicas de masaje y de manipulación corporal para ayudar a mantener el cuerpo sano, de hecho en todas las culturas se ha desarrollado algún tipo de técnica manual para manipular el cuerpo de las personas afectadas por lesiones o para evitárselas a los que hacen un gran esfuerzo, una actividad física importante o están sometidos a un estrés crónico.

El masaje o amasamiento de partes del cuerpo habitualmente con las manos, es una importante técnica de recuperación de lesiones, eliminación de tensiones o dolores locales y de facilitación del drenaje linfático y sanguíneo, aunque se utiliza también de forma rutinaria para mantener en forma a personas que realizan actividades deportivas intensas.

Dentro de los tratamientos físicos también está la utilización del agua como agente terapéutico en la Balneoterapia, donde el agua es utilizada en forma de chorros a diferentes presiones que se aplican sobre las zonas tensas o afectadas, o en piscinas donde se realizan ejercicios dentro del agua.

También se utilizan técnicas de fisioterapia para rehabilitar a personas lesionadas, como son los parapléjicos o los tetrapléjicos, los politraumatizados, los discapacitados o en las roturas de huesos. Son también utilizadas técnicas de Fisioterapia en las personas que tiene dificultad respiratoria como en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, en el enfisema pulmonar o en el asma crónica.

Recientemente se ha incorporado el uso de aparatos eléctricos que se aplican sobre la piel con el objetivo de estimular la circulación sanguínea o linfática local, para activar músculos o para liberar tensiones musculares. A estas técnicas se las ha denominado genéricamente "Electroterapia".

Se pueden utilizar técnicas de manipulación de articulaciones para volver a colocar en su sitio las que se hayan desplazado por algún accidente o por el efecto de la tensión de músculos, con métodos osteopáticos o de Fisioterapia manual ortopédica. Estas manipulaciones pueden ser activas, en las que el paciente mueve partes de su cuerpo dirigido por el terapeuta, o pasivas en las que el fisioterapeuta moviliza al paciente sin que este haga ningún esfuerzo.

También contribuye al estudio de la postura adecuada para el organismo de cada persona a través de la reeducación postural global o RPG, que ayuda a evitar lesiones por la realización repetitiva de posturas que fuerzan y lesionan al organismo.

Otras técnicas utilizadas en Fisioterapia son la aplicación de ultrasonidos, el uso del calor o del frío, la utilización de radiaciones térmicas como los infrarrojos, la aplicación de imanes, el uso del láser, vibraciones o presiones sobre zonas afectadas.

Sus áreas de aplicación son muy extensas pero podríamos decir que tiene un uso preferente en el manejo de lesiones traumatológicas y reumáticas, sistema musculoesquelético, en neurología, rehabilitación, pediatría, medicina del deporte, estrés y trastornos de ansiedad, drenaje linfático y sistema respiratorio.












 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal