Formas de Preparalas y de Usarlas - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > LAS PLANTAS MEDICINALES

- SALUD INTEGRAL –
- LAS PLANTAS MEDICINALES -

FORMAS DE PREPARARLAS Y UTILIZARLAS



Las plantas medicinales se pueden utilizar de diferentes maneras para poder extraer mejor sus principios activos usando para ello algún tipo de disolvente que los obtenga de forma eficaz, entre los que destacan el agua, el alcohol o el aceite.


La tisana
es la forma de obtener los principios activos de las plantas a través del agua y existen tres formas de hacerlo: la infusión, la decocción y la maceración.

-
La infusión consiste en poner agua a hervir, verterla sobre la planta, dejarla reposar durante 5 a 10 minutos y colarla para después tomarla sola o con algún endulzante; se utiliza especialmente para las hojas y las flores.

-
La decocción consiste en poner agua a hervir y echar la planta, o una mezcla de ellas, en el agua hirviendo dejándola hervir una serie de minutos, desde tres a diez según la planta, para después colarla y tomarla sola o endulzada, se utiliza especialmente para los tallos leñosos, las raíces o los frutos.

-
La maceración consiste en verter agua fría sobre la planta, o la mezcla de varias, taparla y dejarla ahí durante horas o días hasta que se obtengan los principios activos; se utiliza para toda la planta especialmente cuando no se quieren alterar su propiedades con el calor.


Las disoluciones
pueden hacerse con alcohol, con glicerina o con aceite.

-
La alcoholatura se prepara poniendo en maceración la planta o una mezcla de ellas en alcohol etílico durante horas o días hasta que se han obtenido la mayor parte de los principios activos, después se filtra y se toma el alcohol según las dosis prescritas.

-
El glicerinato  o glicerato se prepara de la misma manera pero en este caso el disolvente es la glicerina. Las maceraciones con aceite requiere la elección de un aceite adecuado para la extracción de principios activos, entre los que destaca el de almendras dulces y el de oliva.


Los extractos
consisten en someter a la planta a un proceso para sacar la parte que nos interesa y concentrarla para su posterior utilización.

-
El extracto fluido se obtiene concentrando ligeramente el preparado de la planta.

- El extracto húmedo se consigue con centrando más aún para conseguir una pasta blanda.

-
El extracto seco consiste en someter a un secado al vacío el resultado de la extracción de la planta fresca para poder conservar de forma eficaz sus principios activos en forma de polvo.


Los preparados con azúcar o miel, agua y varias plantas tienen un amplio uso medicinal.

- El jarabe se prepara a partir de una infusión, decocción, maceración o disolución a la que se le añade una importante cantidad de azúcar que favorece su conservación y su consumo.

- El melito consiste en cocer una planta con agua y miel.

- El elixir se obtiene al macerar plantas o extractos  en una solución de alcohol y azúcar.


Los vinos y licores de plantas se obtienen macerando una o varias plantas en vino o en un licor concreto, como anís o ginebra, durante días, semanas o meses. Con frecuencia se deja la planta o sus frutos dentro de la botella mientras se va consumiendo.


En aplicación externa sobre la piel están las pomadas, las cremas, los ceratos, las pastas, el ungüento, el linimento y el aceite medicinal.

-
La pomada se consigue al poner el extracto de la planta en un medio graso denso para poder extenderlo por la piel.

- La crema se prepara poniendo el extracto de la planta sobre un sustrato semilíquido y untuoso a base de glicéridos.

- El cerato se hace con un extracto de la planta, como puede ser una maceración en aceite o un extracto seco, que se echa en cera a la que se ha calentado para hacerla líquida y se añade una proporción de aceite preferiblemente vegetal para formar una mezcla que se pueda untar.

- La pasta se fabrica con el extracto de la planta que se mezcla con azúcar y goma arábiga.

- El ungüento se realiza con el extracto de la planta mezclado con un medio graso denso.

- El linimento se consigue al mezclar el extracto de la planta con alcohol etílico y aceite.

- El aceite medicinal se prepara macerando la planta en un aceite vegetal durante varios días, normalmente de 10 a 15 días, y después se filtra para retirar la planta.


Se puede aplicar directamente sobre la piel la planta o una mezcla de ellas en forma de cataplasma, de fomento, de emplasto, de envuelta y de compresa.

- La cataplasma se prepara colocando la planta triturada o un extracto de ella sobre un paño de algodón y se coloca sobre la zona afectada dejándola desde unos minutos hasta horas.

- El fomento se realiza echando el extracto líquido de la planta sobre un paño de algodón que después se coloca sobre la piel durante unos minutos y hasta una o dos horas.

- El emplasto se realiza con un preparado de la planta en un medio graso o cerato que se pone sobre un paño de algodón, se pone sobre la zona afectada y se deja durante horas.

- La envuelta se realiza impregnando una gasa en algún extracto fluido o disolución de la planta y se venda rodeando la zona afectada.

- La compresa se realiza impregnando una gasa gruesa o una capa de algodón con el extracto fluido o graso de la planta y se mantiene en la zona afectada durante horas.


Otras maneras de utilizar la planta son el jugo, le leche de plantas, la inhalación, el gargarismo, el colutorio, el colirio, la lavativa, el baño, la fumigación, inyección y el perfume.

- El jugo se consigue prensando los frutos, raíces, hojas o tallos de las plantas y filtrando el resultado para ingerirlo o para aplicarlo sobre las zonas afectadas.

- La leche de plantas se obtiene triturando las semillas o los tubérculos en un medio acuoso y filtrando el resultado con un tamiz muy fino para separar las partes que no se han disuelto del líquido lechoso; se utiliza con semillas como la soja, el arroz o la avena y con tubérculos como la chufa.

- La inhalación consiste en poner a hervir una planta en agua e inspirar su vapor por la nariz o por la boca para que llegue bien a la vía respiratoria durante unos 3 a 10 minutos; también se puede inhalar directamente el aceite esencial de una planta poniendo unas gotas en un pañuelo e inspirando al ponerlo cerca de la nariz.

- El gargarismo se realiza con la infusión de plantas o con agua templada a la que se le ha añadido el extracto de una planta; se bebe el agua sin tragarla con la cabeza inclinada hacia atrás mientras se sopla suavemente mientras se emite un sonido gutural (ggggggg…).

- El colutorio se realiza con el extracto líquido de una planta, infusión o solución alcohólica con los que se realiza un enjuague bucal.

- El colirio se hace con una disolución acuosa de la planta que se va a poner en forma de gotas sobre la conjuntiva del ojo.

- La lavativa se hace con una infusión de plantas o con un extracto en agua templada que se introduce a través del ano con una cánula para ser expulsada a continuación con el contenido intestinal.

- El baño con plantas se puede preparar llenando una bañera con agua templada o caliente y poner en ella una infusión de plantas, un extracto o un aceite esencial, meterse en ella y mantenerse dentro durante varios minutos.

- La fumigación o vaporización consiste en meter la infusión de una planta, su extracto o un aceite esencial en un difusor y liberarlo al ambiente.

- La inyección se realiza introducción un extracto de la planta al interior del cuerpo mediante una jeringuilla.

- El perfume se prepara poniendo los aceites esenciales de las plantas aromáticas en un medio alcohólico; también se puede realizar con maceraciones de plantas en alcohol.








 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal