El Yin y el Yang - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > LA MEDICINA INTEGRAL > LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

SALUD INTEGRAL - LA MEDICINA INTEGRAL
- LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA  (MTC) –

EL YIN Y EL YANG


LA DUALIDAD SURGE AL ESTUDIAR LA UNIDAD

Si observamos al Universo en su totalidad, todo lo que existe, el Tao, podemos llegar a la conclusión de que todo lo que está dentro de él tiene su opuesto o complementario, es decir existe la dualidad dentro de la unidad. Nuestro Universo es dual, es una característica constante de todo lo que le compone.

Podemos hacer parejas de ejemplos, como todo y nada, frío y calor, blanco y negro, dentro y fuera, arriba y abajo, luminosidad y oscuridad, grande y pequeño, masculino y femenino, positivo y negativo, activo y pasivo y así podríamos seguir dando ejemplos de complementarios que componen la unidad. Es más, no se puede conocer uno de los componentes sin la presencia de su complementario, es decir que no sabríamos lo que es el calor si no conociésemos previamente el frío y no sabríamos lo que es la luz si no supiésemos qué es la oscuridad. Ambos son necesarios y ninguno es mejor o peor que el otro.

La dualidad de los complementarios nos permite aprender y evolucionar dentro de nuestro universo ya que en la unidad no se producen cambios pero de la dualidad surgen los encuentros y desencuentros, la variabilidad, los contrastes, los conflictos que obligan al cambio y a la adaptación, lo que facilita el proceso de evolución. Sin embargo, la unidad da una gran sensación de equilibrio y plenitud pero la dualidad implica la falta de una parte del todo, la necesidad de unir una parte con la otra siendo este un objetivo imposible salvo como una sensación temporal y efímera.

En todas las especies sexuadas es necesaria la unión de células de origen masculino con otras de origen femenino para dar lugar a un nuevo ser y esto se convierte en una necesidad para cada especie que permite también la evolución y la adaptación a los cambios. La actividad sexual de los dos complementarios va a dar una sensación de totalidad, de integridad que cada uno de los componentes va a buscar repetir para que la especie sexuada siga reproduciéndose.



EL CONCEPTO DE YIN Y YANG

La gran aportación de la filosofía oriental al estudio de la dualidad consiste en denominar a los complementarios con un nombre neutro y en no darle a ninguno de ellos un valor sobre el otro, ni bueno ni malo, de manera que ambos son necesarios para la existencia del otro y ambos se generan el uno al otro en un ciclo continuo.

En la representación más utilizada del Yin y el Yang es un círculo que representaría la unidad y en su interior hay dos figuras de igual forma y tamaño que intentan ocupar el espacio de la otra empujando con su cabeza la cola de la otra y dejando a su vez que su cola sea ocupada por su complementario. Una tiene un color blanco, la Yang,  y otra negro, la Yin, y en el centro de su parte ancha cada una tiene un círculo del color de su complementario, para indicar que “hay Yang dentro de Yin y hay Yin dentro de Yang”, que nada es absoluto y que las partes nunca abarcan el todo.


Fig. 1: Representación del Yin y del Yang



Tal como el universo está en movimiento continuo así lo están el Yin y el Yang, siguiendo ciclos de cambio que indican que lo que hoy puede hacernos bien mañana puede ser malo, dependiendo de cómo nos afecte. Aquí aparece la idea de la relatividad: “¿bueno o malo?... depende”.


YIN Y YANG SON COMPLEMENTARIOS PERO NO OPUESTOS

Yin complementa a Yang y Yang complementa a Yin, son parte del todo y podría pensarse que ocupan lugares opuestos, contrarios. Pero no debe quedar la idea de que luchan entre ellos para conseguir vencer el uno al otro, más bien se puede decir que mantienen una convivencia pacífica en un ciclo continuo de cambio. Simplemente ocupan el espacio que deja el otro al moverse y permiten que, por comparación, podamos conocer al que le complementa.

Como ejemplo se podría decir que el día, que se considera Yang, complementa a la noche, que sería Yin, y no que el día se opone a la noche o que el día lucha contra la noche, ya que el cambio de uno a otro se produce mediante una transición que denominamos amanecer o atardecer.


EJEMPLOS DE YIN Y YANG

Todo lo que existe en el universo puede catalogarse como Yin y Yang por lo que los ejemplos que se pueden poner son prácticamente inagotables, pero no todos serían tan gráficos para entender bien los conceptos de complementarios.

Para poder valorar si algo es Yin o Yang se pueden observar múltiples características como, por ejemplo, la forma, la situación, el color, la temperatura, el efecto que provoca, el tamaño, el tacto, el sabor, la luminosidad, el volumen, la consistencia, la movilidad, el peso, la velocidad, etc.

Así, se puede considerar Yin todo lo frio, pesado, pasivo, interno, oscuro, inmóvil y descendente.
Y se considera Yang todo lo caliente, activo, ligero, externo, luminoso, móvil y ascendente.

En este cuadro vemos algunos ejemplos de Yin y de Yang (Fig. 2):


Fig. 2: Ejemplos de Yin y de Yang.




MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL YIN Y EL YANG

-
El Yin y el Yang tienen el mismo origen y cada uno constituye la base del otro.
- Yin y Yang se transforman el uno en el otro,
el Yin genera al Yang y el Yang genera al Yin.
- El exceso de Yang se transforma en Yin y el exceso de Yin se transforma en Yang.
- Hay Yin dentro de Yang y hay Yang dentro de Yin.
- Todo descenso de Yin se asocia a un aumento de Yang y viceversa, de forma que se mantenga siempre el equilibrio.
- El exceso de Yin debilita al Yang, generando una patología por frío.
- El exceso de Yang debilita al Yin, generando una patología por calor.
- La insuficiencia de Yin hace fuerte al Yang, generando una patología por calor.
- La insuficiencia de Yang hace fuerte al Yin, generando una patología por frío.
- El exceso de Yang se trata disminuyendo el Yang y tonificando el Yin.
- El exceso de Yin se trata disminuyendo el Yin y tonificando el Yang.
- La insuficiencia de Yang se trata tonificando al Yang.
- La insuficiencia de Yin se trata tonificando al Yin.









 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal