El Hermano Menor Quiere Ocupar el Lugar del Hermano Mayor - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > ESTUDIO DE CONFLICTOS > CONFLICTOS ENTRE HERMANOS

- SALUD INTEGRAL –
- ESTUDIO DE CONFLICTOS –
- CONFLICTOS ENTRE HERMANOS -

EL HERMANO MENOR QUIERE OCUPAR EL LUGAR DEL HERMANO MAYOR


La posición del hermano menor es, de entre todos ellos, la de menor relevancia, fuerza, importancia e influencia en la familia. A pesar de que es el hijo que recibe más cariño y de forma más duradera por parte de los padres (especialmente de la madre) y de los hermanos, es también el que está el último en todos los procesos que dependen de la edad y del orden de llegada, el que hereda la ropa, libros, juguetes, etc. de los otros y el que encuentra gran parte de los sitios de la familia ya ocupados.

Esto le dificulta enormemente el proceso de desarrollar una personalidad, una profesión o unas aficiones que no hayan sido previamente elegidas por alguno de sus hermanos.

Por ello, el pequeño tiende a intentar ganar protagonismo utilizando la estrategia de imitar los comportamientos del hermano mayor o la de aspirar a ocupar los lugares que éste haya podido dejar libres después de los conflictos o enfrentamientos que haya tenido el primer hijo con sus padres.

Para ello, tiene que parecer mayor de lo que es, más maduro y más seguro de lo que le corresponde a su edad y posición en la familia. Este comportamiento suele ser tomado un poco a broma por parte del hermano mayor, de los padres y del resto de la familia, lo que suele enfurecerle al ver que no se le está tomando en serio.

Si el mayor defiende su posición frente a esta forma de actuar del hermano pequeño, se generará un fuerte conflicto entre ellos que, con frecuencia, derivará en la enemistad entre ambos hermanos, utilizando el mayor la posición de fuerza que le da su rango en la familia y las preferencias que los padres hayan generado con él. En esta situación, el hermano pequeño se siente frágil y desprotegido, lo que le lleva a apartarse de la familia, al menos durante un tiempo, para coger nuevas fuerzas. También puede buscar aliados en el padre o en la madre para aumentar la fuerza frente a su hermano.


El hermano menor pretende ocupar el lugar del hermano mayor.


Si, por el contrario, es el hermano mayor el que se va del entorno familiar, bien por la enemistad generada con los padres o bien como consecuencia de que forme una nueva familia, el pequeño puede intentar ocupar su espacio y privilegios mientras los padres se lo permitan. En esta situación, el mayor también mira con malos ojos a este intruso que le ha quitado el sitio.









 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal