De crudos solo - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > DIETAS Y NUTRICION > Dietas depurativas

- SALUD INTEGRAL –
- DIETAS Y NUTRICIÓN –DIETAS DEPURATIVAS

DIETA DE ALIMENTOS CRUDOS


INFORMACIÓN INICIAL SOBRE LA DIETA

- Durante el régimen de crudos no se deben tomar los alimentos que hayan pasado por el fuego.
- Suele haber, durante esta dieta, una sensación mayor de frialdad, por lo que es recomendable utilizar prendas de más abrigo, utilizar algún tipo de calefacción y hacer alguna actividad física frecuente.
- Las infusiones se toman en maceración.
- Está indicada para las dos primeras semanas después del fin de semana de introducción.
- Adecuada para personas que quieren una depuración más intensa, usualmente acompañada de mayor pérdida de peso, pero también de más sensación de frialdad y más dificultad para mantenerla durante las dos semanas.





DESAYUNO:

ELEGIR UNA de las siguientes posibilidades:

- Fruta fresca del tiempo: 1-2 piezas.
- Zumo de 2 naranjas y 1 limón: 1 vaso de 250 cc.
- Zumo de verduras, hortalizas o frutas: 1 vaso de 250 cc.

* Frutos secos (almendras, pasas, etc.): 8-10 unidades (en cantidad moderada).
* Infusión depurativa macerada: 1 vaso de 250 cc (o 20 gotas de extracto de plantas depurativas).



COMIDA:


* Zumo de verduras, hortalizas o frutas: 1 vaso de 250 cc.
* Ensalada variada: 1 plato.
* Fruta fresca del tiempo: 1 pieza.
* Tisana depurativa macerada: 1 vaso de 250 cc (o 20 gotas de extracto de plantas depurativas).



CENA:

ELEGIR UNA de las siguientes posibilidades:

a) Frutas:
- Zumo de 2 naranjas y 1 limón: 1 vaso de 250 cc.
- Macedonia de frutas: 1 plato.
b) Verduras y hortalizas:
- Zumo de verduras, hortalizas o frutas: 1 vaso de 250 cc.
- Ensalada variada: 1 plato.

* Infusión depurativa macerada: 1 vaso de 250 cc (o 20 gotas de extracto de plantas depurativas).






INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE LA DIETA


- Durante el régimen de crudos no se debe tomar ningún alimento que haya pasado por el fuego. Por ello están descartados el pan, las bebidas calientes, la leche y sus derivados y cualquier otro alimento que haya sido cocinado o calentado, tanto al prepararlo como antes de adquirirlo.
 
- Los zumos de verduras, hortalizas y frutas se preparan con licuadora o con exprimidor de zumos. Los ingredientes más recomendables son: manzana, pera, zanahoria, tomate, espárrago verde y remolacha.

- Los ingredientes más recomendables para la ensalada son: lechuga, tomate, zanahoria, manzana, cebolla, ajo, perejil, calabacín, apio, rábano, nabo, endivia, berros, remolacha, aceitunas, guisantes tiernos, judías tiernas, soja germinada, alfalfa germinada, aceite de oliva de primera presión en frío y zumo de limón.

- Verduras recomendables: lechuga, escarola, achicoria, espinaca, acelga, endivia, berros, lombarda, coliflor, brécol, alcachofa.

- Hortalizas recomendables: zanahoria, nabo, calabaza, calabacín, remolacha, tomate, puerro, cebolla, ajo, apio, hinojo, guisante fresco, espárrago verde (triguero).

- Frutas recomendables: naranja, mandarina, limón, pomelo, fresa, kiwi, manzana, pera,  melocotón, albaricoque, paraguaya, ciruela, cereza,  frambuesa, granada. También se pueden tomar frutas desecadas al sol como: pasas de corinto, dátiles, ciruelas, orejones, manzana, pera, higo, etc.

- Frutos secos recomendables (crudos y sin sal): sésamo, almendra, avellana, piñón, pipa de girasol, pipa de calabaza.

- Los frutos secos se tomarán en cantidad moderada (por ejemplo, 8-10 almendras, 6-8 avellanas, etc.), dejando un espacio de tiempo suficiente para digerirlos entre una toma y la siguiente.

- Las frutas, verduras y hortalizas se deben lavar con agua abundante antes de utilizarlas, pero no se deben dejar en remojo durante mucho tiempo, pues pueden perder sus vitaminas y minerales. Pueden tomarse enteras, troceadas, rayadas, licuadas o exprimidas; se pueden mezclar en ensaladas y macedonias.

- Las ensaladas se irán variando cada día, teniendo en cuenta los gustos, las interacciones entre los alimentos, la época del año y los frutos típicos de la misma.
 
- Se debe evitar mezclar las frutas y las hortalizas crudas para no provocar malas digestiones por incompatibilidad. La manzana suele ser compatible con la mayoría de las hortalizas.

- Las infusiones se toman en maceración y no se calientan. Se ponen en 1 litro de agua  4 cucharadas soperas de hierbas y se dejan reposar en una jarra durante unas 10 horas; después de este tiempo se pueden colar y tomar. También se pueden sustituir por un dedo de agua con 20 gotas de extractos de plantas depurativas.
  






 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal