Asignación de Papeles - UNA VIDA INTEGRAL

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

SALUD INTEGRAL > ESTUDIO DE CONFLICTOS > CONFLICTOS EN EL TRABAJO

- SALUD INTEGRAL –
- ESTUDIO DE CONFLICTOS –
- CONFLICTOS EN EL TRABAJO -

ASIGNACIÓN DE PAPELES YA CONOCIDOS EN LA FAMILIA


La estructura que encontramos más habitualmente en el mundo laboral es la jerárquica, formada por la empresa, una o varias personas que la dirigen y uno, varios o múltiples trabajadores distribuidos en diferentes escalafones.

Podemos intentar comparar los papeles que pueden desempeñar la empresa y sus trabajadores con los que desarrollan los componentes de una familia.

La empresa permite vivir a todos los que trabajan en ella y, simbólicamente, les nutre, un papel que en la familia se identifica especialmente con la madre. Así, la relación con la empresa tendrá similares connotaciones de la buena o mala relación que tenga el trabajador con su propia madre.

Si utilizamos la figura del rombo simple, en el que situamos en su centro a cualquier individuo y colocamos en los vértices a las personas de su familia que forman tres generaciones seguidas, lo que son tres niveles separados por los años de diferencia que hay entre unos y otros, podemos ver que hay dos relaciones de tipo jerárquico vertical y una de tipo horizontal a un nivel similar, pero que también está moderadamente jerarquizado, ya que está condicionado por el orden de llegada a la familia y por las funciones que desarrollan sus miembros.

El primer orden jerárquico es el formado por el padre y el hijo y que en la empresa estaría representado por el jefe y su subordinado y el segundo orden estaría formado por la persona que estamos estudiando y su hijo, que representarían, a su vez, a sus propios subordinados, las personas que están por debajo en el escalafón de la empresa.


Asignación en el lugar de trabajo de papeles ya conocidos en la familia.


En su mismo nivel, representado en la familia por los hermanos y también por los primos, están los compañeros de trabajo que, a su vez, mantienen una jerarquía de menor intensidad, pero no por ello menos importante, condicionada por el orden de llegada a la empresa, el cargo que se desempeña, la eficacia en conseguir los objetivos asignados, la buena o mala relación que se mantiene con los jefes, el sexo de las personas y otras múltiples variables específicas de cada centro de trabajo.

Al igual que ocurre con los hermanos en una familia, los compañeros de trabajo establecen su códigos de relación según la posición en el nivel laboral en el que están y la importancia que se asignan a sí mismos o la que les adjudica la empresa de acuerdo a las variables que hemos mencionado anteriormente.

De esta manera, una persona que tiene una compleja estructura familiar con múltiples problemas de relación entre sus miembros, los trasladará y los proyectará hacia sus compañeros de trabajo buscando personalidades análogas a las de sus abuelos, padres, hermanos, primos, etc. y actuará de acuerdo a la experiencia acumulada en su relación con ellos a lo largo de los años.

Si en la familia, por el contrario, hay una buena relación entre sus miembros y estos han desarrollado códigos de comportamiento para evitar o resolver los conflictos, sus miembros trasladarán esas habilidades a las situaciones conflictivas que se den en su empresa y entre los trabajadores.








 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal